domingo, 4 de abril de 2010

De vuelta a la combi

En ese ejercicio de onanismo cibernético y vanidad intelectual que consiste en visitar nuestro propio blog, me doy con la sorpresa que esta bitácora llamada "Lecturas en la Combi", tiene un seguidor, y eso me jodió la vida, porque tendré que dejar los taxis y volver a las combis nuevamente.

No sé cuántos libros haya leído últimamente, pero prometo tratar de ponerme al día, como cuando los cobradores de las combis se bajan de las mismas y emprenden la carrera hacia el reloj tarjetero, es decir con un poco de trampa o con tiempo atemporal para decirlo con las palabras de Manuel Castells.

Gracias Luis Alfredo, porque de eso se trata la vida, de leer y de joder (en el sentido español de la palabra, claro).


¿Bajan? "Nadies" (recontra sic)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada